Cuando los animales de compañía forman parte de la familia

¿Tienes un animal de compañía en casa? ¿Estás pensando en “ampliar” la familia e incluir algún animal doméstico? Quizá si estás pensando en compartir tu espacio con un perro, u otro tipo de mascota, deberías saber si existe alguna normativa respecto a este hecho, aparentemente cotidiano e inofensivo. Pues busca entre tus papeles y lee bien las coberturas de tu seguro de hogar. Así podrás comprobar si tu animal de compañía está cubierto por tu póliza. –>

Un hecho tan sencillo como tener un perro puede llevar asociado cumplir una serie de normativas, y es imprescindible saber de qué se trata para no incumplir ninguna de ella y que pueda llevar consigo una sanción.

En toda España los considerados perros potencialmente peligrosos están obligados a tener un seguro de responsabilidad civil que cubra un capital de 120.000 euros como mínimo. Además deben estar inscritos en un registro. En Madrid, estaríamos hablando no sólo de razas como el  Pit Bull Terrier,  American Staffodshire o Rottweiler. También de sus cruces y de aquellos perros que cumplan una serie de características físicas como sobrepasar los 20 kilos, cuello ancho, cabeza voluminosa y mandíbulas fuertes, etc.

En algunas Comunidades Autónomas como Madrid y País Vasco están obligados a tener cobertura de responsabilidad civil todos los perros de todas las razas, no sólo las PPP. Además de estar cubierto por la posible sanción por parte de la administración pública, estarás seguro de poder hacer frente ante cualquier reclamación por cualquier percance que tu mascota pudiera ocasionar.

Recuerda que, en el caso de un perro, vivirá muchos años y es un ser vivo. En todo ese tiempo puede darse alguna situación que acabe en un percance, de manera accidental. Pueden pasar muchas cosas sin querer, totalmente involuntarias pero que ocasionen algún daño o reclamación.

 

Nuevos seguros de mascotas

Según datos de ANFAAC, Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía, en 2013 un 49,3% de los hogares españoles tenía un animal doméstico. El primer puesto lo ocupan los perros, seguido de pájaros, peces y gatos.

Las compañías de seguros se han dado cuenta de que para muchas personas sus animales son un miembro más de la familia. Y para ellos quieren lo mejor. Eso incluye poder costear unos servicios veterinarios. Con el coste que eso supone, las pólizas dirigidas a mascotas son una buena propuesta.

Las pólizas específicas para mascotas suelen cubrir los servicios veterinarios con coberturas de hospitalización por enfermedad o accidente, servicios de urgencias, segunda opinión, robo, extravío, estancia en residencia, entierro e incineración, etc. Hay incluso pólizas que ofrecen información y consejo sobre plantas, árboles, arbustos, etc.

El tipo de seguro que necesitas dependerá del tipo de mascota que tengas, si es un perro depende de la raza y características físicas, así como de la Comunidad Autónoma en la que residas y los extras que quieras contratar. Y no olvides echar un vistazo a tu seguro de hogar multirriesgo, te puede proteger con algunas coberturas y también de responsabilidad civil.