Empresas, locales y oficinas aseguradas

Cuando te planteas comenzar tu vida como emprendedor surgen un montón de dudas, papeleos, burocracia, tener un plan de empresa, hacer un listado de imprevistos, gastos, plazos, qué riesgos puedes asumir, cuáles no. Deberás conocer también qué tipo de seguro de empresas deberás tener. Todo dependerá del tipo de negocio o actividad que vayas a emprender, de la Comunidad Autónoma, etc. Dependiendo de tu actividad profesional hay algunos seguros que serán obligatorios como algunos específicos para profesionales colegiados, también deberás tener un seguro si eres promotor o contratista, si realizas un trabajo de riesgo para la salud pública, etc. Incluso para obtener determinadas licencias de apertura de locales necesitarás un seguro de responsabilidad civil.

Es complicado porque hay muchas variables. Incluso las propias Comunidades Autónomas pueden tener su propia normativa que regula los seguros para empresas y para profesionales. Pero si es importante que sepas que debes estar informado si necesitas tener suscrito algún seguro de empresa.

Además, si tú como empresario tienes empleados a tu cargo, deberás asegurarlos según indique el convenio colectivo en el que esté inscrita tu actividad. Y si tienes coches a cargo de la empresa también tendrán que estar asegurados.

 

Oficinas y locales

Dentro de la gran cantidad de seguros para empresas y de las distintas coberturas de responsabilidad civil profesional, existen algunos seguros multirriesgo para oficinas y comercios. Es decir, para proteger los locales y lo que hay dentro.

Algunos de estos seguros cuentan entre sus coberturas con unas garantías básicas de protección como puede ser contra incendio, robo de mercancía y otros objetos que pudieran estar dentro del local u oficina, vandalismo, inundaciones, escapes de agua, roturas de cristales, rótulos, espejos, reposición de llaves, la responsabilidad que cubriría a tus clientes, equipos informáticos, etc.

Hay otra serie de garantías optativas como puede ser la asistencia 24 horas, robo de dinero, etc.

Es importante que tengas en cuenta que si alquilas un local, deberías asegurar tus mercancías y todo tu equipo y material de trabajo. Deberías asegurar el contenido. Serán tus herramientas o tus mercancías, por ejemplo. Y dependiendo del tipo de contrato de arrendamiento del local, el arrendador, es decir, el dueño del local, puede pedirte que incluyas en tu seguro una cobertura para el continente, y proteger también el propio local.

Y si el local u oficina es tuyo entonces se trata también de asegurarlo. Para calcular la prima valora los metros cuadrados de superficie, la zona donde está, el tipo de construcción. E incluso ten en cuenta si se ha realizado alguna obra de mejora.

Aunque los seguros de empresa son obligatorios sólo en determinados casos, especialmente a la hora de obtener las licencias de apertura de cierto tipo de negocio; para aquellos casos en los que no, siempre son una buena manera de proteger tu patrimonio, tu empresa y a tus clientes. Si además tienes un local alquilado, las coberturas protegerán el local, tus mercancías y herramientas de trabajo.