¿Qué me aporta un plan de pensiones?

Contratar un plan de jubilación supone pensar en realizar un ahorro a largo plazo. El objetivo de ello es complementar lo que en el futuro vayas a cobrar en el momento de tu jubilación. Se trata de sumar y completar la pensión de jubilación.

En los últimos tiempos se ha hablado, y se está hablando, mucho de la jubilación. La pregunta es si, a largo plazo, estará asegurada cuando te jubiles dentro de un tiempo. Se está hablado sobre el futuro de las pensiones.

Es un futuro que nadie puede predecir, pero se torna incierto. A la crisis económica que está viviendo España, se le suma el envejecimiento de la población. Y aspectos negativos como la destrucción de puestos de trabajo junto a las pre-jubilaciones. Unos dejan de aportar al sistema de la Seguridad Social y los otros empiezan a depender antes de lo previsto del sistema, al que anteriormente aportaron.

Según informaba el diario Expansión en su web, las estimaciones del Gobierno enviadas a la Comisión Europea calculan para 2017 la recuperación, si para entonces el PIB (Producto Interior Bruto) llega al 3%. Las estimaciones del PIB para 2013 son negativas. Y señalan que las cotizaciones sociales representan sólo el 78% de los ingresos de la Seguridad Social. Mientras que el de pensiones públicas supone el 10,7% del PIB.

Encarar el futuro

Los expertos cada vez más aconsejan empezar a pensar en un plan de jubilación. Depender del Estado y de la salud de las arcas públicas llevará asociado cada vez mayor incertidumbre.

Además, cada vez son más las voces que piden transparencia e información al ciudadano por parte de la Administración pública. El sector asegurador pide que se informe a los mayores de 50 años, futuros jubilados, sobre la pensión de jubilación a percibir.

Lo que en definitiva se pide es tener información sobre cuál sería la pensión que recibirías por parte del Estado en el momento de tu jubilación. El objetivo es que puedas calcular cuánto podrías o estarías dispuesto a aportar a un plan de pensiones privado para poder prever tu nivel de ingresos (y de vida) una vez te jubiles.

 

Mientras tanto

Mientras llega tu jubilación, el hecho de tener uno o varios planes privados de jubilación o Planes de Previsión Asegurados (PPA) te permitirá deducirte lo que has aportado a tu plan de jubilación privado en tu declaración de la renta. Según tus aportaciones y en función de la edad hay unos varemos máximos.

Lo importante es comenzar a cambiar la mentalidad. Valorar más lo que puede ofrecernos tener contratado un Plan de pensiones. Al margen de ventajas fiscales que cambian cada cierto tiempo, lo que te aporta es tranquilidad.

Encontrar el plan que más te convenga o diversificar en distintos tipos de planes de jubilación. Al final de lo que se trata es de sumar para el futuro. Asegurarte una parte de tu jubilación.