Revisa el capital y las condiciones de tu plan de pensiones

Quizá hace tiempo abriste un plan de ahorro o de pensiones por algún compromiso con un amigo o un familiar. Quizá si abriste un plan hace tiempo no lo tenías muy claro y ahora te has dado cuenta de que puede resultarte útil. Sea como sea quizá te has dado cuenta de que el plan de jubilación que abriste hace tiempo no es lo que pensabas y quieres cambiarlo. Antes de traspasar los capitales acumulados deberás tener claro dónde los quieres cambiar. Es decir, qué tipo de producto quieres contratar de ahora en adelante. Para ello no es necesario que llegues a la finalización del contrato, por ejemplo que te jubiles. Puedes hacerlo cuando quieras. Pero infórmate bien sobre las características de tu producto (permanencias, etc.).

 

¿Por qué traspasar el capital?

Uno de los motivos que te lleva a traspasar el capital de tu plan puede ser abrir otro que sea más estable o minimizar el riesgo asumido en el primer producto. O al contrario, optar por un producto de mayor riesgo, en busca de una rentabilidad mayor. Puede que ambas. Además, en ocasiones, las rentabilidades son negativas por lo que tu plan de pensiones no es tan competitivo como pensabas.

A la hora de traspasar los capitales no tienes que retirarlo todo. Es decir, puedes dejar parte del dinero en el plan que tengas y el resto diversificar tu capital en varios productos. Tampoco tienes que traspasarlo todo a una compañía distinta. Puede que los productos que más te interesen estén dentro de tu compañía actual en otra modalidad.

Los tipos de planes más comunes son los de renta variable, renta fija y los mixtos, aunque hay más tipos distintos. Por ejemplo, hay empresas que ponen a disposición de sus empleados los llamados planes de empresa. Aquí, es la empresa la que realiza las aportaciones junto con el trabajador. En este caso, para cambiarlo deberás hablarlo con tu empresa y pedir permiso. Infórmate bien de las características y particularidades de tu plan de pensiones.

 

¿Pero cómo cambiar el capital?

Sea lo que sea que quieras hacer, estos cambios no te van a suponer ningún gasto. Casi, casi al contrario. Ya que a día de hoy hay una gran competencia entre las entidades y aseguradoras que ofrecen una gran cantidad de productos de ahorro para la jubilación. Fiscalmente tampoco te va a suponer ningún gasto o penalización, ya que sólo traspasas el capital ya aportado.

La entidad gestora con la que contrates tu nuevo plan de pensiones (sea una entidad distinta o la misma en la que tienes tus productos de ahorro para la jubilación) será la que se encargue de realizar el traspaso de capital de un plan a otro.

Recuerda que tu plan de pensiones es un plan de ahorro a largo plazo y que te ayudará a completar tu pensión a la hora de que te jubiles. Infórmate sobre las rentabilidades y los distintos cambios en cuanto a fiscalidad.