Personaliza tu seguro de salud

Los seguros de salud son cada vez más atractivos y ofrecen coberturas complementarias muy interesantes que quizá no conozcas.En el momento de contratar una póliza de salud, seguro que lo primero que miras es el precio. Pero eso no debe ser lo único. Los tiempos de carencia pueden hacer que te de decantes a contratar una póliza antes o después, dependerá de tu edad, el momento vital en el que te encuentres o si eres hombre o mujer.

Después de reflexionar sobre todo lo anterior se abre un inmenso abanico de opciones: las coberturas. Claro que el precio de tu póliza de salud estará muy ligado a tu edad y a las coberturas que contrates.

Además de las coberturas principales en las que todo el mundo piensa, como puedan ser las visitas al especialista, pruebas diagnósticas, análisis o scanners, acceder a especialidades quirúrgicas y la hospitalización médica en caso de necesidad, existen otro tipo de coberturas adicionales que te harán decidir por un producto u otro.

Coberturas opcionales

Por ejemplo, una de las garantías opcionales que puede interesarte es la asistencia primaria. Se trata de tener los servicios que tienes en tu centro de salud del servicio de sanidad pública de tu barrio o localidad. Este tipo de garantía te ofrece la asistencia del médico de familia, el pediatra y de la enfermera.

Otra de las coberturas que cada vez tienen más aceptación es incluir en tu póliza de salud, la asistencia dental. Claro que puedes contratar un seguro dental por separado, pero si te puedes beneficiar de un buen precio al tenerlo incluido como una cobertura más dentro del seguro de salud, ¿por qué no aprovecharte de esta ventaja?

En este caso, la asistencia dental suele incluir los tratamientos odontológicos que tendrías en el seguro dental clásico, también con pagos sometidos a franquicias y en clínicas profesionales adheridas al cuadro médico de tu seguro. En realidad lo que cambia es que simplificas el pago en un solo recibo y te beneficias de un precio más competitivo que si contratases este seguro por separado.

Otra de las opciones atractivas a la hora de sumarla a las garantías básicas es cubrir los gastos que puedan derivarse de estar hospitalizado en caso de sufrir enfermedad o accidente.

Un plus de coberturas

Dejando a un lado las coberturas de las enfermedades graves, algo que cada vez preocupa más, existen otras también muy buscadas. Una de ellas son las relacionadas con la maternidad y la posibilidad de poder tener hijos. La necesidad de dar respuesta a una cada vez mayor demanda de tratamientos de fertilidad y programas de reproducción asistida, es muy importante para muchas parejas.

Cambiando de tercio, puede que tus preocupaciones se centren en la salud ocular. Hay compañías que ofrecen como servicios complementarios los relacionados a la cirugía ocular para corregir y solucionar problemas de miopía, hipermetropía y astigmatismo a través de intervención por láser.

Y si tienes un problema de salud por sobrepeso puede ser que necesites la colocación de un balón gástrico a través de intervenciones por endoscopia.

El clásico salud y belleza

La medicina preventiva es una de esas coberturas básicas que puedes considerar como un tesoro. Prevenir a través revisiones periódicas. Pero si eres de los que prefieres la medicina alternativa dentro de un marco profesional y de confianza, existen pólizas que te ofrecen este tipo de servicio como la homeopatía o la acupuntura.

Llegados a este punto de la medicina alternativa y natural, en cuestión de coberturas de salud, la belleza también está muy ligada al bienestar del individuo.  Rizando el rizo, dentro las coberturas opcionales que puedes encontrar en un seguro de salud, tienes la posibilidad de acceder a instalaciones deportivas, spas, masajes, tratamientos de belleza y estética o balnearios a precios especiales.

Ventajas y comodidad

En muchos casos, las compañías de seguros ofrecen coberturas y descuentos importantes para acceder a cierto tipo de servicios especialistas y servicios menos habituales o convencionales. Cada persona es un mundo y cada paciente o asegurado es único.

Así unificas todas tus gestiones relacionadas con la salud en un solo interlocutor. De otra manera, quizá tendrías que tener distintos tipos de seguros. Y centralizas los pagos a través de tu seguro de salud.

Como ves, los seguros de salud pueden ofrecerte un montón de coberturas adicionales que se adapten a tus necesidades, preocupaciones y economía, y que son capaces de satisfacer incluso demandas muy particulares.

En resumen, con todas estas opciones puedes “customizarte” tu seguro de salud e incluir aquello que te interesa. ¿Conocías todas coberturas opcionales? Un seguro de salud no sólo da un servicio de pruebas y especialidades rápido, sin listas de esperas y con posibilidad de elegir médico. Ofrece un gran número de posibilidades. Cada vez más.