Prevención y Seguros frente al fuego

Un incendio puede hacer que pierdas tu vivienda.  La prevención y la protección de tu seguro de hogar te ayudarán a que esto no suceda.

 

Uno de los siniestros más devastadores que puede sufrir tu hogar es un incendio. Ya sea producido por gas, un aparato eléctrico o un rayo, no sólo puede dejarte sin tu vivienda, también puede ser mortal. La prevención y el respaldo de un seguro de hogar pueden ser fundamentales.

Durante 2013 se indemnizaron 4.389 siniestros producidos por un incendio que costaron a las aseguradoras 5 millones de euros. Afortunadamente, los siniestros por incendio no son los más numerosos, esos son los producidos por goteras. El seguro de hogar tiene una gran demanda ya que según datos de Unespa, el 76% de los hogares están protegidos por este tipo de pólizas.

Seguro que piensas que gran parte de esto tiene la “culpa” estar hipotecado con el banco. Pero la climatología y otros factores como la superficie o el tipo de vivienda, también influyen: el 80% de las viviendas en propiedad, sin cargas hipotecarias, tienen contratado una póliza de este tipo, informa Unespa. Curioso, ¿no?

Un poco de historia

Los seguros del hogar tienen su inicio en los seguros contra incendios. Algunos expertos, apuntan como el primer seguro de este tipo un terrible incendio producido en el Londres de mediados del siglo XII. Y, aquí en España, si tiras de “hemeroteca” verás que la primera compañía comenzó su actividad allá por la década de los 60, ¡pero del siglo XIX!

Las construcciones, sus materiales y los riesgos a cubrir evolucionan con  nuevas tecnologías, nuevas necesidades y nuevas demandas. Ahora, por ejemplo, puedes contratar coberturas de reparación de aparatos eléctricos, servicios tecnológicos, defensa jurídica o un servicio de “manitas” del bricolaje.

En casa, la prevención también es importante

Saber qué hacer y cómo prevenir los incendios es muy importante. Por eso , la Comunidad de Madrid, en colaboración con varias asociaciones y fundaciones como Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), mantiene en marcha la campaña divulgativa “Este invierno protege tu hogar” para concienciar y mejorar las medidas de prevención contra los incendios en viviendas.

Desde esta iniciativa informan que en España, el 70% de las víctimas por incendio se producen por siniestros en los hogares y que el 50% de las víctimas mortales de este tipo de siniestros se produce en invierno. También publican una serie de medidas muy fáciles de seguir, en cualquier momento, como tener especial cuidado en la cocina, tener cuidado del uso y estado de las instalaciones eléctricas de la vivienda, o mucho ojo tanto con las velas como con el tabaco y los cigarrillos mal apagados.

También la Asociación Española Para La Protección Contra Incendios, TECNIFUEGO-AESPI informa que durante 2013, en las más de 100.000 intervenciones realizadas en España por los bomberos, fallecieron 97 personas de las cuales, más de la mitad, el 54%, fue por quemaduras y el resto por  intoxicación al inhalar el humo.

¿Por qué te conviene un seguro de hogar? 

Una de las coberturas básicas que existe es la de incendios. Normalmente protege de los daños producidos por incendio, humo, o incendios producidos por explosiones y fenómenos atmosféricos.

Junto a la conveniencia de tener un seguro de hogar está la obligación de tenerlo en caso de que tengas una hipoteca por tu casa. ¡Ojo! La Ley Hipotecaria dice que es obligatorio tener el seguro de hogar contra incendios, la garantía básica,  pero no te dice con qué compañía tienes que contratarlo.

Actualmente existe una gran cantidad de productos y las compañías aseguradoras cada vez ofrecen pólizas más flexibles, que puedan adaptarse a tus necesidades, y a tu tipo de casa.

Debes tener claro el tipo de cobertura contra incendios  que contratas. Estudiar las distintas propuestas.

Puedes proteger el 100% del continente y los gastos derivados de la intervención de bomberos, trabajos de desescombro, etc. Además puedes proteger el continente, los objetos, muebles, y demás que tienes en casa. Lo normal es que si tienes una hipoteca, por lo menos asegures el continente, es decir, tu casa.

Incluso en los seguros que pueden contratar las comunidades de vecinos se ofrece como garantía básica el riesgo de incendio. Son el respaldo frente a los gastos que se pueden originar al producirse un incendio: servicio de bomberos, el desescombro y traslado, desbarre y extracción de lodos, medidas de la autoridad o medidas y gastos de salvamento, entre otras. Siempre dependiendo de las coberturas que se contraten y los capitales, claro.

Seguro que tu casa es uno de tus posesiones más importantes, y muchos son los motivos que puedan provocar un incendio.  Prevenir es sencillo pero no infalible. Tanto si tienes hipoteca como si no, contar con un seguro de hogar y protegerla contra uno de los siniestros más graves puede ayudarte a no quedarte sin nada.