Seguros de empresa para emprendedores en constante movimiento

Si estás pensando en hacerte autónomo y en crear tu propia empresa, tal vez esta toda la información que necesitas.

Todo lo que debes saber de los seguro para emprendedores

El panorama laboral y empresarial está cambiando. Cada vez hay más trabajadores autónomos. Y cada vez hay más seguros de empresa que ayudan a garantizar una tranquilidad a estos emprendedores.

¿Eres autónomo? ¿Estás pensando en crear tu propia empresa? Quizá este dato te interese: durante 2014 el número de autónomos aumentó un 1,4% según los datos que ha facilitado  Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). Esto suma un total de 3.078.000 trabajadores entre autónomos que tienen empleados a su cargo y aquellos que no los tienen.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha publicado recientemente su “Retrato de la PYME 2015”. Según este informe, que plasma los datos recogidos por el Directorio Central de Empresas (DIRCE), a 1 de enero del año 2014 en España había 3.114.361 empresas.

Del total de empresas españolas en 2013, 3.110.522, el 99,88%, eran PYME,  es decir, aquellas empresas que tienen entre 0 y 249 empleados.  Y de éstas, el 95,8%, eran microempresas, es decir, las empresas que tienen entre 0 y 9 asalariados.

 

Los emprendedores generan empleo

Sobre contratación y creación de empleo, los datos publicados en el informe del Ministerio de Industria, indican que durante 2014, la PYME española ha mantenido una gran importancia en la generación de empleo empresarial, ocupando al 66% del total de trabajadores.

Dentro del grupo de las PYME, son las empresas de menor dimensión las que emplean un mayor número de trabajadores. En concreto, microempresas y pequeñas empresas, se reparten  el 32,6% y el 18,6% del empleo total, respectivamente.

Y, siguiendo con los datos de Industria, existe una tendencia al aumento en la creación de PYMES en los últimos 10 años, a pesar de que entre 2012 y 2013 el número de pequeñas y medianas empresas se redujo en un 0,91%.

Es decir, la tendencia es ser emprendedor y crear un negocio propio.

Estas circunstancias no son ajenas a las compañías de seguros. Como emprendedor todo depende de ti, porque quien arriesga eres tú. Por eso, es bueno que conozcas los distintos tipos de seguros de empresas que pueden ayudarte en ciertas situaciones para que nunca te pares.

 

Seguros para prevenir

Como emprendedor, asumes los riesgos de todo en tu negocio, y como autónomo, asumes tu propia aportación o cuota a la Seguridad Social,  dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Al estar aportando, tienes derecho a ciertas prestaciones como la asistencia sanitaria pública, la jubilación, etc.

Pero, si eres autónomo te puede interesar informarte sobre ciertos seguros que sirvan para prevenir en el presente y proteger el futuro. Según tus necesidades o preocupaciones puedes contratar un seguro de invalidez, seguro de accidentes o seguro de vida.

Otros seguros que pueden interesarte son los seguros de salud y seguros de jubilación, además de los seguros dirigidos a cubrir la Responsabilidad Civil en el ejercicio de tu actividad laboral. En este último caso proteges tu patrimonio, y en definitiva tu bienestar y el de tu familia.

 

Apuesta personal

Cuando eres emprendedor realizas una apuesta personal por ti mismo. Por tu proyecto. Y es una apuesta alta. Por eso debes cubrir aquellas posibles contingencias que más te puedan preocupar.

Si tienes una baja por enfermedad o tienes que cerrar temporalmente tu negocio, es decir, hay un período en el que no trabajas, como autónomo, tendrás ciertos derechos que están ligados a la cuota que tú pagues a la Seguridad Social.

Considera los seguros de baja laboral, así como los seguros de invalidez o de accidentes, que te ayudarán a mantener tu nivel de ingresos en los momentos en los que te resulte imposible trabajar temporal o definitivamente por enfermedad o accidente. Según sea la prima que elijas, así será el nivel de indemnización, tú la elijes.

Algo parecido sucede con los seguros de pensiones. Cuando contratas una póliza de este tipo, lo que estás haciendo es asegurarte un nivel de vida en tu jubilación.

Dependiendo de tu nivel de ingresos puede venirte bien tener contratado un seguro de vida o de salud, ya que, además de estar protegido y  ofrecer una cierta tranquilidad a tu familia, puedes obtener ventajas fiscales.

Según sea el tipo de actividad que realizas, deberás valorar si necesitas un seguro de accidentes, por ejemplo. La misma preocupación deberías tener si además tu actividad implica riesgos sobre terceros. En ese caso, puedes informarte sobre las coberturas que te ofrecen los seguros de Responsabilidad Civil.

Contratar ciertos seguros para empresas supondrá una partida importante en tu cuenta de gastos, pero piensa que te  ayudarán económicamente en épocas complicadas, en las que puedan ocurrirte imprevistos, dejando tu patrimonio protegido. Y aunque no puedas trabajar, seguir recibiendo unos ingresos óptimos es muy recomendable.

Infórmate sobre  los distintos seguros de empresa que hay en el mercado. Te protegen a ti, a tu familia y a tu patrimonio, de posibles eventualidades.  Además te ofrecerán seguridad y continuidad de tu negocio en momentos difíciles.