Comercios, despachos y bares que solo cierran para descansar

¿Tienes un comercio, una oficina o un bar? No importa mucho si estás empezando o si ya estás consolidado.

Seguro para comercios, la solución para tus preocupaciones

Quitarte ciertas preocupaciones con un seguro para comercios puede ser liberador.

Seguro que sabes que el tejido empresarial en España está compuesto, fundamentalmente por PYMEs. A 1 de enero del año 2014 había 3.142.928 empresas, de las cuales 3.110.522, el 99,9%, son PYMEs. Estos son datos recogidos por el Directorio Central de Empresas (DIRCE) y publicados por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo en el informe Retrato de la PYME 2015.

Del total de empresas españolas, el 80,5% se enmarca en el sector servicios, y de éste, el 24, 3% se dedica al comercio. Este sector está formado por un 49,9% microempresas sin asalariados. Y según los datos recogidos por el Ministerio, el mayor número de nuevas empresas creadas en 2013 se enmarcan en actividades de “comercio al por menor”, con 53.797 negocios más, y de “servicios de comidas y bebidas” con 39.580 altas nuevas firmas.

Como ves, la figura del comercio y de las PYMES es muy importante, pero también puede ser muy frágil. Y lo importante para ti es que tu negocio no pare. Con un seguro para comercios lo que haces es tener un apoyo ante ciertos problemas que puedan suponer un daño importante en el desarrollo de tu actividad.

En 2012 había un total de 1.213.289 pólizas de seguro multirriesgo de comercios y se notificaron 383.675 siniestros, con un coste aproximado de 315 millones de euros,  según datos de la Dirección General del Seguro y Fondos de pensiones, y recogidos en la Memoria Social del Seguro.

 

Coberturas y siniestros

Probablemente piensas en muchas ocasiones que tu negocio es la continuación de tu hogar. En este sentido podrás comprobar como muchas de las coberturas de los seguros para comercio se parecen a las coberturas de los seguros de hogar. Esto puede hacer que sea más fácil valorar algunos de los supuestos y condiciones de la póliza.

Las coberturas básicas más habituales en este tipo de pólizas protegen tu negocio frente a incendios, robos, inundaciones, daños involuntarios provocados a terceros como pueda ser un cliente por ejemplo, pequeños accidentes, etc.

Ahora mismo existen en el mercado algunos seguros que, en caso de que ocurriese un siniestro recogido por la póliza contratada, como un incendio o daños por humo, inundaciones, daños eléctricos, etc.,   te darán  elegir entre cubrir la pérdida de beneficios o cobrar unos ingresos compensatorios hasta el momento en el que puedas retomar la actividad de tu negocio.

Otras coberturas que te pueden interesar son aquellas que cubren daños o roturas en maquinaria y  ordenadores, cristales, espejos, mostradores de mármol, rótulos, mercancías almacenadas en cámaras y frigoríficos por elevaciones y descensos accidentales de  temperaturas o por la interrupción del suministro eléctrico. Especialmente resultan muy interesantes las coberturas que protegen frente a las pérdidas económicas si no pudieses acceder a al local de negocio, y la asistencia 24 horas en tu negocio.

Existen algunas coincidencias entre los siniestro en el hogar y en los comercios, oficinas y bares y restaurantes.  El daño más habitual es el producido por el agua. Unos 100.000 al año. Y por rotura de cristales más de 55.000 siniestros.

También hay algunas diferencias, propias de la actividad de los comercios, despachos y bares. Los incendios y daños eléctricos adquieren en este tipo de contratos una importancia mayor que en el caso de las pólizas particulares, por los costes en indemnizaciones que conllevan.

 

Los hurtos, una plaga

Los hurtos están a la orden del día. Según el Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución, elaborado entre The Smart Club y Checkpoint System, entre 2012 y 2013, el índice de pérdida desconocida en España llegó a los 2.574 millones de euros, y se sitúa en segundo lugar en Europa, detrás de Finlandia. Esto que equivale al 1,36% de las ventas del sector minorista. Y esto es mucho dinero.

Según datos recogidos por Unespa, en 2012 los comercios denunciaron 56.000 siniestros por hurto. Y esta es una de las coberturas más importantes que puedes contratar si tienes un comercio.

Comercios, oficinas y bares y restaurantes son muy propensos a tener cierto tipo de siniestros. No sólo robos, un accidente de un cliente en nuestro local u oficina, un incendio o una inundación desde el piso de arriba. Todo puede pasar. Y nada debe parar tu actividad si tu negocio depende de ti.

Infórmate sobre los precios, y sobre todo, infórmate sobre las coberturas que te ofrecen los seguros para comercios, oficinas y bares. Son productos muy completos que te ayudarán a no parar tu actividad. Controlando los riesgos minimizarás los problemas.