Transportes a salvo sobre cuatro ruedas

En los transportes, hay muchas horas al volante pendiente del tráfico, recorriendo la ciudad o el mundo a través de autovías y carreteras.

Seguros para los transportes

Los transportistas necesitan un apoyo y estar bien cubiertos. Para ello cuentan con seguros específicos de transporte.

¿Te has parado a pensar en la importancia que tienen los transportes? ¿Quizá incluso trabajas en este sector y eres transportista? ¿Puede que utilices este tipo de servicios? En ocasiones, no se le da la importancia que tiene pero el transporte de mercancías es vital y necesario para el buen funcionamiento del día a día de un país.

Los transportes dan impulso a las ciudades y acercan a todas partes mercancías de cualquier punto de la geografía del mundo. Los transportes de mercancías son realmente  necesarios. Cada día se intercambian miles de productos y documentos.

Barcos, aviones, camiones, autobuses, coches, furgonetas, trenes,.., hay muchas maneras de mover de un lado a otro personas y mercancías. Y para cada una de ellas existe un tipo de seguro que se adapta a sus características particulares. Algunos son obligatorios, otros son opcionales y cada uno sirve para dar un respaldo a los trabajadores y empresas de este sector. Si tienes un negocio de cuatro ruedas infórmate  sobre cómo asegurarte como empresario o como autónomo.

 

Sobre el asfalto

El transporte terrestre tiene sus riesgos, y estos no son pocos. Tanto las empresas de transporte de mercancías, de pasajeros o los servicios de paquetería están expuestos a numerosos riesgos. Incluso antes de arrancar y ponerse en marcha.

Probablemente, el medio más conocido es el terrestre, y en muchas ocasiones, una mercancía puede “viajar” en distintos medios de transporte, aunque es muy probable que vaya a donde vaya, seguro que viaja por carretera en un momento u otro hasta llegar a su destino.

 

La mercancía

Existen muchos tipos de mercancías como los productos perecederos, mercancías peligrosas, pasajeros, …

Si eres un profesional del sector del transporte por carretera,  deberás tener en cuenta la necesidad de asegurar los bienes que transportas frente al riesgo de que se pierdan o se deterioren en el transcurso de tu trabajo. Al fin y al cabo, las mercancías al ser manipuladas pueden sufrir un deterioro imprevisto o que se extravíen en cualquier punto de la ruta.

Un seguro de este tipo puede contratarse bien por un tiempo determinado o bien por el trayecto que se vaya a realizar. ¿Y la mercancía hasta cuando está cubierta? La mercancía puede quedar cubierta desde que se carga hasta que se entrega. Pero eso lo decidís tú y tu cliente.

Además, asegurar la mercancía puede hacerlo más de una persona. Lo lógico sería  pensar que debe hacerlo el propietario de la mercancía o el dueño del vehículo donde va. Y en efecto, así es. Pero también puede hacerlo el comisionista o la agencia en la que se trabaja.

 

Dentro de los distintos tipos de mercancías podrían destacar las peligrosas y las perecederas, por sus características.  Se pueden destacar ambas ya que requieren de unos vehículos especiales para llevarlas. Unos, por el tipo de sustancias químicas y los otros, porque tienen que adecuarse a unos mínimos de higiene y de temperaturas.

 

Estas cuestiones vienen marcadas por normativas dictadas por la Unión Europea, en el caso de los transportes en España, y otras de carácter autonómico.

 

Debes tener en cuenta que existen muchas modalidades de seguros de transporte. Y como es un sector de actividad muy amplio deberás ver cuál es la póliza que mejor se adapta a ti. Precisamente por este emotivo existen una gran cantidad de coberturas adicionales. Es lógico pensar que no es lo mismo transportar una obra de arte, que una partida de vegetales o personas.

 

Además de asegurar la carga que lleves, puedes tener un seguro de Responsabilidad Civil. En el caso de llevar una carga peligrosa puede ser realmente importante para ti o para tu empresa. Y si lo que realizas es un transporte de pasajeros entonces deberás contratar el Seguro Obligatorio de Viajeros.

 

Por qué

Este tipo de productos resultan bastante adaptables según las necesidades. Puedes encontrarte pólizas diferenciadas no sólo por el tipo de mercancía que portes. También por el papel que tú juegues. Es decir, si eres el transportista o el dueño de la carga.

 

También debes pensar que no sólo proteges a tu cliente, también a ti mismo como empresario. Por ejemplo puedes sufrir un robo, o puede producirse una merma en la carga. También puedes tener un accidente manejando sustancias peligrosas y que en pleno desplazamiento se produzca un vertido del que tú puedas ser responsable.

 

Los seguros con coberturas  todo riesgo accidental, los seguros multirriesgo, asegurar también los posibles riesgos durante la carga y la descarga de las mercancías,

 

Custodiar, manipular y transportar de un lado a otro todo tipo de mercancías supone una gran exposición a grandes riesgos. Riesgos que, sin la ayuda de un seguro de transportes puede suponer incluso el cese de tu actividad o de tu empresa si tienes cualquier tipo de accidente.