Los objetos de valor, a buen recaudo

Si tienes joyas o algún otro objeto de valor en casa y quieres vivir tranquilo, inclúyelas en tu seguro de hogar.

Si tienes joyas o algún otro objeto de valor en casa y quieres vivir tranquilo, quizá no sepas qué debes hacer para incluir estas piezas valiosas en tu seguro de hogar.

Puede que tengas algunas piezas de gran valor económico y, además, gran valor sentimental: piezas de herencia, amor por el arte o las antigüedades, adquisiciones de joyas como regalo o como inversión,… todas ellas son piezas únicas.

Cuando se tienen este tipo de objetos en casa, ten en cuenta que reforzar y mejorar la seguridad no estará nunca de más. Por ejemplo, echa un vistazo a  la puerta de acceso a tu vivienda y tus ventanas. Una puerta blindada puede ser una muy buena opción y reforzar las ventanas con cristales anti golpes. Si además vives en un piso bajo,  en un primero, un chalet o un último piso al que se pueda acceder desde el tejado del edificio, piensa en poner rejas, también en los accesos de la terraza o patio si tienes.

Otra buena idea será contratar un sistema de alarma. Estos sistemas están equipados con sensores de movimiento que se conectan en los puntos de entrada la casa; y cámaras que captan secuencias de imágenes. Se conectan a una central de alarmas, que, a su vez, pueden dar aviso a la policía. Además te permiten estar conectado con tu casa a través de tu smartphone o tablet.

El seguro tiene en cuenta las medidas de seguridad de tu vivienda a la hora de calcular la prima. Incluso en algunos casos te pueden pedir tener una caja fuerte, con ciertas características, en las que tengas que guardar algunos de los objetos como joyas.

 

Contenidos

Cuando se habla del contenido a asegurar, no se incluye, normalmente, el dinero en metálico, las colecciones filatélicas, billetes de lotería o las piedras y metales preciosos. Además las joyas, cuadros, pieles y demás objetos que tú consideres como objetos de valor deberás declararlos como tal. Habitualmente, el contenido es todo lo demás que tú quieras asegurar dentro de los objetos que hay en tu casa: electrodomésticos, muebles, tecnología, menaje, ropa, etc.

El valor de las joyas y demás objetos, lo determinan sus características: su antigüedad, su precio, que estén realizados de metales y piedras preciosos, su interés o calidad artísticas, etc. Y pueden ser muebles, cuadros, joyas, colecciones por ejemplo de monedas, y demás. A estos objetos siempre podrás añadir qué otros objetos consideras especialmente de valor.

A la hora de contratar tu seguro del hogar deberás indicar que tienes una serie de objetos especiales y que quieres incluirlos en tu póliza. Recuerda que si  no lo haces el seguro se hará cargo, en caso de incidente, solo del capital estipulado en el contrato para cubrir el contenido.

Deberás hacer una relación de los objetos de valor y de su precio. Si tienes las facturas será buena opción. Incluso, si tienes fotografías de las piezas, podría ser de gran ayuda en caso de robo para su posterior recuperación.

 

Incluir los objetos

Una vez indicado a tu agente que quieres dejar cubiertos una serie de joyas u otros objetos de valor deberás estudiar qué opción es mejor. Tienes varias opciones. Puedes incluir estas piezas en la propia póliza del hogar. Ya sabes que una póliza del hogar multirriesgo es un producto muy completo .  Y también puedes hacer pólizas específicas.

En el caso de que quieras incluir los objetos en la cobertura del contenido deberás hacerlo través de una cobertura adicional específica a cada pieza. En este sentido se realiza una valoración del riesgo que se asume en caso de robo o incluso de pérdida y se aplica a la prima. Esto conlleva una subida en el coste de prima anual, ya que aumenta el riesgo que asume la aseguradora.

Si decides asegurar las piezas por separado , lo que pagas es una póliza por esa pieza en concreto. Puede ser una prima más elevada, porque es más específico. Pero de igual modo, al ser más específico puede resultarte más interesante de cara a que tengas cualquier accidente o robo sobre esa pieza.

 

Valora los pros y los contras. El seguro del hogar es una opción muy cómoda ya que, una vez calculada la prima total y añadidas estas cláusulas, sabes que todo está centralizado: el pago de la prima, llamadas por alguna incidencia, etc.

Infórmate sobre los capitales máximos que te permite contratar tu seguro del hogar. Y recuerda que todo lo que no esté declarado en la póliza a tu compañía de seguros no estará cubierto a parte, es decir, entrará dentro del capital asegurado en el capítulo del contenido.

Tener los objetos de valor a salvo es importante. Y tenerlos asegurados también .Ningún sistema de seguridad es infalible, y contar con el respaldo de tu seguro del hogar puede ser de gran ayuda, en cualquier momento. Pregunta a tu mediador de seguros sobre las distintas maneras de asegurar tus joyas y objetos de valor.