Coches eléctricos ecológicos y seguros

De momento no son los más vendidos, pero son una realidad. Los coches eléctricos también necesitan seguros.

De momento no son los coches más vendidos. Es más, sus ventas y matriculaciones no son significativas a día de hoy. Pero suponen un concepto ecológico de conducción que ya es una realidad en la carretera. Y por lo tanto, también necesitan tener un seguro de auto.

Actualmente muchas marcas de automóvil se han lanzado a fabricar coches eléctricos, los llamados enchufables. El caso de estos coches, no son híbridos. Se diferencian de los híbridos en que sus motores son 100% eléctricos.

En el mercado español no están haciendo furor pero se venden y mantienen su presencia. Por lo tanto, quizá sea cuestión de tiempo y de que las políticas medioambientales sigan adelante para favorecer el desarrollo de este tipo de tecnología. Sus hermanos los coches híbridos tienen más aceptación. Sus prestaciones no tienen nada que envidiar a los motores convencionales. Nada que envidiar, en absoluto, y si ofrecen grandes beneficios en cuanto a ahorro de combustible y conducción ecológica.

A pesar de que el número de matriculaciones al cabo del año es muy pequeña, es un tipo de producto que está ahí y que ha venido al mercado para quedarse. Seguro. Incluso entre los distintos planes de ayuda para incentivar la compra de coches, además del ya conocido Plan PIVE, anteriormente Plan RENOVE,  existe uno  específico para la compra de estos autos. Se trata del Plan Movele 2015 que pretende impulsar la movilidad eléctrica con ayudas a la compra de este tipo de motores.

Una de las particularidades más importantes de los coches eléctricos es que se mueven gracias a la batería de Ion-Litio que tienen. Si, parecidas a las baterías de los móviles. Así que estos coches recargan las baterías, es decir, se enchufan. Pero no se pueden enchufar a cualquier enchufe convencional. Necesitan conectarse a unos puntos de recarga específicos para esta tarea. En las grandes ciudades existen puntos de recarga en algunas calles, parkings, etc. Y existe la posibilidad de instalar uno en tu casa.

 

Como los demás

Estos coches, aunque sean eléctricos por supuesto deben tener un seguro, como cualquier otro coche. Al menos deben tener suscrito el Seguro Obligatorio, es decir , el seguro a terceros. Recuerda que este es un tipo de seguro obligatorio por ley que cubrirá la responsabilidad civil de aquellos daños que tú puedas ocasionar a otros mientras conduces tu coche eléctrico.

Existen muchas coberturas que son iguales a las de un coche convencional, no sólo el seguro a terceros. También puedes asegurar a todo riesgo. ¿Por qué no? Coberturas de robo del vehículo, incendio, siniestro total o asistencia médica en caso de accidente o vehículo de sustitución.

También tienes el tipo de pólizas con franquicia, la localización por robo, y puedes llegar a contratar los seguros de cálculo de póliza a través de dispositivo telemático, es decir, el pago como conduzco.

 

Coberturas a medida

Los coches eléctricos tienen sus particularidades que hacen que tengan una serie de posibles problemas que sólo ellos podrán sufrir. Una avería muy común es quedarse sin batería. En este caso contar con una cobertura de asistencia en carretera será  de vital importancia. Recuerda que los coches 100% eléctricos tienen una autonomía algo más reducida que otros motores. Por ejemplo, los híbridos al tener ese consumo mixto pueden recorrer muchos más kilómetros sin repostar.

Actualmente, dependiendo de la marca y de las características de cada modelo, la autonomía de los coches se sitúa cercana a los 150 kilómetros de media. Pero pueden llegar muy lejos. Hay algunas marcas que han llegado a desarrollar motores que alcanzan los 300 km, como es el caso de la marca premium Tesla Motors, con sede en el famoso Silicon Valley. Además estos coches pueden sufrir un fallo de la batería, que es otro tipo de avería más común.

Por último, otro incidente muy común es el robo del cable de recarga necesario para poder enchufar el coche a los puntos de carga.

 

Las motos también

La versión eléctrica sobre dos ruedas también tiene su seguro. Los entornos urbanos son más propicios para el uso de bicicletas y de motos. En especial las que son tipo scooter. Y si además son eléctricas, bien por ti, porque estás eligiendo una opción divertida y ecológica. Aunque también dispones de distintos modelos con mayor cilindrada. Por eso, el mercado de estas motos eléctricas está más desarrollado que el de coches en España.

Y para desplazarte en moto eléctrica también tienes un tipo de seguro que se adapta a sus características. Además de la póliza básica que te proporciona el seguro obligatorio con cobertura de responsabilidad civil y la ampliada. Las compañías de seguros te dan también opción de ampliar coberturas a tu medida.

 

Si te preocupas por el medio ambiente, pero te gusta conducir y te decides por adquirir un coche eléctrico busca seguros de coche para estos motores y sus coberturas específicas.