Los hombres deben mimarse

Todos los hombres necesitan cuidarse y prestar atención a cierto tipo de enfermedades propias de su sexo.

Si eres hombre necesitas cuidarte y prestar atención a cierto tipo de enfermedades propias de tu sexo. La información y la prevención es la mejor ayuda con la que puedes contar para llevar una buena vida. A través de tu seguro de salud podrás realizarte una revisión periódica.

Las mujeres se cuidan más y esa es una realidad. Tienen una mayor esperanza de vida que los hombres. Y eso que, hace años, existía una brecha mayor entre la longevidad femenina y masculina.  La esperanza de vida de los hombres es de 80 años aproximadamente,  casi seis años menos que las mujeres. Esto es debido entre otros motivos a unos estilos de vida menos saludables y a una prevención menor.

Si te interesa este tema no dejes de visitar la Fundación Movember, un movimiento cuyo objetivo es trabajar para crear una conciencia sobre la salud del hombre. Especialmente sobre el cáncer de próstata y testicular. Los miembros y simpatizantes de este grupo, ojo sólo ellos, claro, durante el mes de noviembre se dejan crecer el bigote y lo cuidan durante todo ese mes. Y mientras las mujeres pueden dar su apoyo a través de la difusión en las Redes Sociales, realizando aportaciones económicas, etc. Como ellos.

Además se realizan actividades de divulgación y recaudación de fondos para la investigación y para continuar con su labor de divulgación. El dinero recaudado va dirigido a subvencionar el trabajo de médicos y centros hospitalarios y de investigación. Todo en aquellos países en el que la Fundación tiene presencia.

Realmente existe entre los hombres una gran falta de concienciación y de información sobre las enfermedades que les afectan a ellos mismos. Quizá entre las mujeres existe otro tipo de hermanamiento, tienen una manera de informarse y preguntar muy distinta y mucho más activa que la de los hombres. Ellas se informan, preguntan, comparten y sobre todo acuden al médico. Y afortunadamente cada vez más.

 

Cada uno lo suyo

Existen una serie de enfermedades y patologías inherentes a cada sexo. En este caso los hombres es probable que lleven una cierta desventaja. Las campañas sobre las revisiones ginecológicas y las de prevención del cáncer de mama hacen que sea más fácil atajar en sus primeros síntomas. Las revisiones se convierten en algo habitual.

Y cada sexo tiene sus particularidades. Por ejemplo, a partir de cierta edad los hombres viven la Andropausia, es decir, una bajada de niveles de la testosterona. Algo muy parecido a la menopausia. Esto provoca entre otras una disminución en el impulso sexual. Pero lo más grave es el aumento en el riesgo de sufrir alguna cardiopatía. Aunque son las mujeres las que tienen una mayor incidencia de padecer este tipo de enfermedades cardiovasculares.

 

Problemas propios

La disfunción eréctil también puede ser causa de una visita al médico. En ocasiones, el estrés puede ser el causante de este problema. Aunque también puede que se deba a problemas físicos, que resulten ser algo más grave como la diabetes o de nuevo problemas relacionados con el corazón. Sea como sea puede provocar, además, problemas de autoestima.

Y cómo no. Por desgracia la palabra cáncer también aparece en el mapa de salud del hombre. Como en el caso de las mujeres, existen cierto tipo de afecciones propias del  sexo “fuerte”, que con una política de prevención y detección temprana es posible salvar vidas. Deberás prestar también especial atención a los ya mencionados cáncer de próstata y de testículos.

 

Soluciones para todo

Y para poder detectar rápidamente cualquier tipo de problema de salud, lo imprescindible es la prevención. Debes saber que realizar una serie de pruebas  y chequeos pede serte de gran ayuda. Poder parar  cualquier proceso negativo en la salud a tiempo será de vital importancia.

Contar con una póliza de seguro puede ser la llave para mantener tu cuerpo en óptimas condiciones. Y debido a las diferencias físicas de hombres y mujeres incluso existen en el mercado pólizas que diferencian el sexo del asegurado y ofrecen servicios a medida. Se trata de productos que se centran especialmente en afecciones como ciertos tipos de cáncer, infartos de miocardio y la posibilidad de sufrir un accidente cerebro-vascular.

 

En general lo importante es contar con una buena póliza que te pueda ofrecer las pruebas diagnósticas que tú necesites y que el acceso a estos seguros de salud y al diagnóstico de un especialista sea lo más rápido posible.

La prevención es fundamental. Incluso vital. Porque además de las enfermedades propias de cada sexo, puedes desarrollar cualquier otro tipo de enfermedad o problema de salud común. Sea  como sea, como hombre debes preocuparte por tu salud, y realizarte revisiones completas cada cierto tiempo. Recuerda que disponer de una póliza de salud te ayudará a mantener este control de forma rápida y cómoda.