Modalidades de primas en los seguros de decesos

Cada vez hay más compañías de seguros que ofrecen entre sus productos los seguros de decesos.

Y cada vez son más fáciles de contratar gracias a su adaptabilidad a las necesidades de quienes se suscriben un seguro de este tipo. ¿Quieres saber por qué?.

En la actualidad dispones de diversas modalidades para contratar tu seguro de decesos.

Natural, nivelada, seminatural, mixta y única. Estas son las cinco modalidades que puedes elegir para contratar tu póliza de seguros de decesos. Las modalidades se refieren a la manera de calcular las primas que vas a pagar según los capitales asegurados.

 

Prima natural

Esta prima se actualiza anualmente. Estas pólizas basan su cálculo en los años que tienes y en el hecho de que cuanto mayor eres, mayor riesgo de fallecimiento hay. Por eso, cada año sube la prima de forma gradual. Los precios son muy competitivos a edades tempranas, pero suben bastante a partir de los 60 o 65. Los expertos ven muy beneficioso contratar una póliza de este tipo cuando se es joven. El motivo es que se paga en función del riesgo y se incrementa la prima en función del riesgo también. Muchas personas optan por contratar este tipo de primas si contratan un seguro de decesos siendo jóvenes, para más adelante cambiarse a una prima nivelada y hacer más fácil el pago cuando eres mayor.

 

Prima nivelada

Es una prima constante y no tendrás subidas en el pago anual. Sin embargo, la cantidad de “salida”, es decir, lo que pagas en los primeros años de tu póliza será mayor si lo comparas con otras modalidades de pago. Por el contrario, lo que pagues a partir de los 60 o 65 (depende de la compañía)  será lo mismo y no varía en función de la edad.

Aunque se dice que la prima es constante puede sufrir un ligero incremento. El motivo es, por un lado, la actualización de los capitales asegurados. Con el paso del tiempo los servicios funerarios suben. Y por otro, al actualizar los capitales asegurados los cálculos finales dan como resultado esas variaciones en la prima.

Seguramente habrás oído mencionar el concepto tasa, término vinculado al cálculo de la prima de los seguros. La tasa es un porcentaje que se utiliza para calcular la prima según las variables que se consideran en cada seguro como es el capital asegurado, la edad o el tipo de riesgo asegurado. También la competencia entre compañías, la oferta de seguros, la esperanza de vida, todo puede afectar a la tasa y por tanto a la prima que vayas a pagar.

La modalidad nivelada es la más contratadas y, por sus características, un producto muy estable y conservador. En el momento en el que contratas una de estas pólizas se suele mantener con la misma compañía para no perder la antigüedad.

 

Prima mixta

Debes saber que estas pólizas ofrecen los dos tipos de cálculo de la prima. Cuando contratas este tipo de pago, la aseguradora te ofrece al principio de tu contrato obtener las ventajas de una prima natural y pagar según tu edad. Al llegar a una edad concreta, es decir, a lo largo de los últimos años del seguro, la compañía te cambiará la forma de calcular tu prima y convertirá la prima natural en una prima nivelada, es decir constante. Este cambio de una a otra sucede a partir de la edad que la aseguradora establece, algo que suele llegar a los 60 años (dependiendo de lo que firmes). Así , te beneficias de ambos cálculos  pagando al principio solo por el riesgo de una manera ajustada; y al final  cuando eres mayor, sin grandes subidas.

 

Prima seminatural

En este caso la prima se actualiza por periodos de vários años. Por ejemplo, la tasa se puede actualizar cada cinco años, aunque eso dependerá de la compañía. Verás que también parece una mezcla entre la prima natural y la nivelada.

 

Prima única

Está especialmente pensado para personas mayores, de entre 65 a 70 años que en su día no contrataron un seguro de decesos y ahora quieren tenerlo solucionado. Como quedan fuera de las demás modalidades tienen este tipo de prima en el que el pago se realiza de una sola vez. Aunque también puede sufrir alguna actualización de la prima y verse obligados a realizar algún pequeño pago extra más.

Estas son las formas en las que puedes contratar y pagar la prima de tu seguro de decesos. Ojo, las modalidades de seguro se refieren al cálculo de la prima. Ten en cuenta que a los largo de los años las primas pactadas pueden sufrir variaciones debido a la subida en los precios de los servicios fúnebres.

En ningún caso perderás derechos. Lo que pagas dependerá mucho de los capitales que a contratar y de las coberturas adicionales que quieras tener o si puedes fraccionar el pago anual de la prima. Estudia las modalidades y busca la que más te interesa para contar con un buen seguro de decesos.