La importancia de la prevención en la salud ocular

Mantener una buena salud ocular es muy importante y los seguros de salud te ofrecen rápido acceso a especialistas y pruebas diagnósticas.

Cataratas, daños en la retina y otras patologías muy graves como los melanomas o la degeneración macular. Estos son algunos de los problemas que pueden sufrir tus ojos. Mantener una buena salud ocular es muy importante y los seguros de salud te ofrecen rápido acceso a especialistas y pruebas diagnósticas.

Según la Organización Mundial de la Salud,  “la discapacidad visual puede limitar a las personas en la realización de tareas cotidianas y afectar su calidad de vida, así como sus posibilidades de interacción con el mundo circundante”. La ONCE advierte que muchos problemas serios en la visión pueden evitarse, simplemente, con una adecuada prevención. El mensaje de la Organización Nacional de Ciegos, aunque positivo y esperanzador, también es realista, ya que parte del convencimiento de la importancia de la prevención y son conscientes de que prevenir no va a “solucionar todos los problemas, ni mucho menos, tan solo pretenden “llevar a todos el mensaje de que es posible prevenir y que la prevención empieza por uno mismo”.

La OMS también se muestra totalmente de acuerdo con la importancia del mensaje dirigido a la prevención. “La mayor parte de las enfermedades que provocan discapacidad visual y ceguera se pueden prevenir o tratar fácilmente mediante intervenciones conocidas y costo-efectivas”. Ya en 2010, estimaba en más de 285 millones de personas la cifra estimada de personas con discapacidad visual en todo el mundo, de las cuales 39 millones eran ciegas.

 

Principales enfermedades

Tal y como señalan desde la ONCE,  “la ceguera es la forma más grave de discapacidad visual ya que puede reducir la capacidad de las personas para realizar tareas cotidianas o caminar sin ayuda”.

En los países de ingresos medios-altos y altos las enfermedades de la retina son la principal causa de discapacidad visual; y se estima que hasta el 80% de los casos de discapacidad visual y ceguera en adultos son o bien prevenibles o bien tratables.

Las enfermedades de los ojos más comunes y también más graves son cataratas, degeneración macular, glaucoma, enfermedades de la cornea y de la retina,  cáncer de ojo, etc.

Por ejemplo, el cáncer de ojo es poco común y puede darse en las partes externas (los párpados) o en el interior. El problema de este cáncer es que las células cancerígenas pueden llegar a otras partes del cuerpo si hacen metástasis. En cuanto a la degeneración macular hay varios tipos y uno de ellos se asocia a la edad teniendo mayor incidencia a partir de los 60 años.

Otra importante enfermedad es el glaucoma, también llamado la ceguera silenciosa. Consiste en el daño progresivo del nervio óptico, que se caracteriza por la pérdida de visión y que generalmente se produce por un aumento de la presión interna del ojo. La córnea es otra “pieza” importante del ojo que sufre enfermedades como úlceras, queratitis, distrofias etc.

 

Tratamientos y prevención

Muchas de las enfermedades anteriormente citadas son de carácter irreversible, por tanto la detección temprana será fundamental para frenar su avance. Probablemente sabrás que dependiendo de la enfermedad el tratamiento será más o menos invasivo.  Por ejemplo algunas enfermedades menos graves se pueden tratar con gafas y una correcta graduación de los cristales.

En el otro extremo tendrías tratamientos quirúrgicos como la cirugía tradicional o la cirugía láser, con los que se pueden llegar a realizar hasta trasplantes de córnea.

¡Ojo! A veces algo tan sencillo como adquirir unas gafas de sol de calidad y con cristales homologados según las exigencias de salud de la UE, que marcan los estándares de calidad, puede suponer la diferencia entre sufrir con el tiempo una grave enfermedad, o no. No hace falta gastar mucho dinero en grandes firmas. Tan sólo comprar con cabeza para evitar daños en los ojos que pueden ser fatales e irreversibles.

Las revisiones periódicas y la prevención  son primordiales para mantener en buenas condiciones tu salud ocular. Para ello el hecho de contar con el respaldo de los seguros de salud puede suponer una gran ayuda. A la hora de realizarte algún tipo de prueba diagnóstica, contar con la rapidez y agilidad de acceso que te ofrecen los seguros de salud privado, siempre será una importante herramienta para ti, por ejemplo pruebas como la presión intraocular o pruebas de función lagrimal pueden ser necesarias.

Además de poder realizarte pruebas diagnosticas, para llevar una buena línea preventiva, es bueno acceder a las subespecialidades necesarias en el momento oportuno, será siempre de gran ayuda, por no hablar del rápido acceso a las técnicas quirúrgicas.

 

La vista es uno de los sentidos más importantes y los ojos son uno de los organos más frágiles. El cuidado de la salud ocular es muy importante para el desarrollo de una vida con la mejor calidad de vida posible. Acude al servicio médico oftalmológico que tu póliza de salud pone a tu disposición y… cuida tus ojos.