Ciberataques: El enemigo invisible

Los ciberataques son un peligro real causante de grandes pérdidas. Contrata un buen seguro de empresa, te ayudará a reaccionar tras un ciberataque.

Las empresas cada vez utilizan más la tecnología para ser más eficientes, y cada vez son más dependientes de ella. Pero, ¿son conscientes de los riesgos a los que están expuestas? Los ciberataques son un peligro real causante de grandes pérdidas. Contrata un buen seguro de empresa, te ayudará a reaccionar tras un ciberataque.

 

Vivimos en la gran era de la tecnología, de la informática, de las redes sociales y del intercambio de contenidos en Internet. La actualidad se rige por los dispositivos electrónicos (móviles, smartphones, portátiles, tabletas…) y que poco a poco se han ido adueñando del tiempo. El “hoy” es sinónimo de fácil accesibilidad a todo tipo de información, que permite viajar con una tecla, compartir la vida privada sin moverse de casa, pero toda esa “comodidad” debe ser vigilada y protegida. El enemigo acecha…

 

Los ciberataques son cada vez más frecuentes y se aprovechan de la ignorancia de muchos a la hora de salvaguardar contenidos y dispositivos. Sin saberlo, particulares y empresarios viajan desprovistos de la seguridad necesaria que les sirva para escudarse de los hackers. Datos confidenciales, imágenes, archivos, están indefensos y se deben poner todas las armas disponibles con el fin de protegerse de posibles ciberestafas y ataques informáticos.

 

 

Peligros cotidianos

Generalmente cuando viajas o simplemente, te desplazas a otro lugar lejos de la tranquilidad de tu casa, sueles conectarte a una red Wi-fi abierta. Según Eddy Willems, experto en ciberseguridad de la empresa alemana G DATA, “estas redes inalámbricas no suelen estar convenientemente protegidas y es muy sencillo para un cibercriminal espiar el contenido de todo lo que circula a través de ellas”. Por lo que es recomendable tener especial precaución a la hora de dar tus datos personales o contraseñas, así como en las compras online que realices. En especial si se trata de un viaje de trabajo o negocios.

 

Basta recordar el famoso y polémico caso “Celebgate”, en el que se robaron indiscriminadamente fotos íntimas de celebridades, para tener siempre la guardia en alto y mantener un sistema de seguridad operativo y actualizado en todos los dispositivos electrónicos.

 

 

Las empresas en el punto de mira

El entorno empresarial y financiero de todo el planeta está siendo, actualmente, objetivo directo por parte de los cibercriminales. El robo de información confidencial y de datos secretos coloca a las empresas en una situación complicada por lo que deben proteger sus instalaciones de manera muy especial. Los delincuentes suelen codificar los datos de la empresa para luego solicitar un rescate bajo la amenaza de destruir toda la información sustraída.

 

Existen dos rangos de ofensiva: la amenaza informática y  los ciberataques. La amenaza son “malware” que busca infectar el mayor número de sistemas, sin diferenciar entre ordenadores de usuarios particulares o de empresas. Buscan el beneficio inmediato para el ciberdelincuente. Por su lado, el ciberataque, busca información muy concreta o ataca sólo a un sector o país en especial: robo de contraseñas, archivos y contenido audio-streaming, interceptación de información de geolocalización y acceso a cámaras web son algunos de los delitos.

Por todo ello se recomienda a las empresas disponer de una óptima gestión del sistema informático y que confíen la seguridad a expertos en el sector. Cualquier empresa, pequeña o grande, debe ser consciente de la importancia de la seguridad informática y del coste que tendría para sus arcas un incidente de seguridad. Y en el caso de que el ciberataque se produzca, se recomienda tener un seguro de empresa que contemple esta cobertura para hacer frente a los gastos que se derivan de este gran problema.

 

A nivel usuario deberás deshabilitar las conexiones Bluetooth, WIFI o GPS cuando no las tengas en uso. Hay que cerrar sesión una vez que hayas hecho uso de la aplicación y usar contraseñas para bloquear los dispositivos.

 

 

Por qué un seguro

Tras un ciberataque, las pérdidas de una empresa pueden llegar a ser cuantiosas. Por un lado,  los pérdidas materiales. Los equipos pueden quedar inutilizados durante un tiempo. Además en algunos casos mientras esos equipos informáticos vuelven a funcionar, el tiempo que estén parados es tiempo que no producen. Otro gasto importante que deberás afrontar tras un ataque de este tipo es el coste de volver a instalar un sistema de seguridad. Lo mejor siempre es ponerse en manos de especialistas.

 

Además, en el caso de robo de datos personales, existe una cobertura de Responsabilidad Civil, ya que según la LOPD un tratamiento indebido de los datos personales puede terminar en demanda. También coberturas contra el robo, bien sea robo de dinero a través de estafas a través de internet o bien robo de archivos o incluso de dispositivos electrónicos y móviles.

 

Como ves si tienes una empresa y tienes algun dispositivo tecnológico tienes una puerta abierta a un ciberataque. Protege tus intereses y tu patrimonio con un seguro de empresas. Y si ya tienes uno, actualiza sus coberturas.