Diabetes, en el corazón de la epidemia

Según la OMS, en el mundo, 347 millones de personas sufren diabetes. Cuida tu alimentación, hazte  chequeos rutinarios a través de tu seguro de salud.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, en el mundo hay 347 millones de personas que sufren diabetes. Cuida tu alimentación, hazte  chequeos rutinarios  a través de tu seguro de salud, en especial si en tu familia alguien padece esta enfermedad. En muchas ocasiones la diabetes es difícil de detectar.

Factores como el sobrepeso, la obesidad, una alimentación inadecuada o la inactividad física pueden colocarte como persona en riesgo ante esta enfermedad, que produce graves problemas de salud e incluso la muerte. En 2012 fue la causa de mortalidad de 1,5 millones de personas.

Por ello es altamente recomendable conocer los síntomas para poder poner remedio o, si ya se padece o no se puede prevenir, se debe realizar un control exhaustivo por parte del paciente y los profesionales sanitarios.

Para enfrentarte al problema es importante conocerlo. La diabetes es una afección crónica que surge cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. La insulina es una hormona fabricada en el páncreas que permite  que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo. La diabetes no permite esa circulación, por lo que daña los tejidos y causa serias complicaciones de salud y problemas cardiovasculares.

La Doctora Pilar Mazón cardióloga del Servicio de Cardiología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela y coordinadora del proyecto “El Corazón de la Diabetes” advierte: “la diabetes es uno de los factores de riesgo cardiovascular. Se asocia al desarrollo de la arterosclerosis, cardiopatía isquémica y puede afectar al miocardio provocando insuficiencia cardíaca e infartos”.

 

 

Tipos de diabetes

Existen tres grandes formas de diabetes: de tipo 1, de tipo 2 y de tipo gestacional. La Diabetes de Tipo 1 es en la que el organismo no produce insulina. Se la conoce como “Diabetes juvenil” ya que suele aparecer en niños y adolescentes, y los pacientes necesitarán un aporte de insulina de por vida. Como apostilla la Doctora Pilar Mazón: “no hay medidas preventivas para evitar la Diabetes tipo 1, pero están siendo estudiados tratamientos inmunosupresores y terapia génica para conseguir su curación”

La diabetes de tipo 2 es aquella en la que el organismo no utiliza eficazmente la insulina y es mucho más frecuente que la del tipo 1 – representa casi el 90% de casos de diabetes a nivel mundial – . Se la conoce como “Diabetes adulta” aunque cada vez hay más casos  de niños y adolescentes que la padecen debido a la mala alimentación y a la obesidad infantil.
Muchas personas pueden ignorar que sufren o están desarrollando diabetes Tipo 2, puesto que los síntomas tardan en aparecer. Aún así existen factores de riesgo: obesidad, mala nutrición, sedentarismo, antecedentes familiares de diabetes, edad avanzada, origen étnico…

La diabetes gestacional se caracteriza por el aumento de azúcar en sangre (hiperglucemia) durante el embarazo. Las mujeres que lo sufren pueden sufrir complicaciones durante la gestación y el parto y de padecer Diabetes Tipo 2 en el futuro.

 

 

Medidas a tomar

La persona diabética se convierte en protagonista de su evolución. Es quien mejor puede controlarse y para ello es importante llevar una dieta sana y equilibrada, practicar ejercicio físico, no fumar, respetar el horario de comidas, seguir las indicaciones farmacológicas y acudir a las citas médicas programadas.

La diabetes se ha convertido en una epidemia mundial y en una de las causas principales de enfermedad y muerte prematura en la mayoría de los países. El aumento de la vida sedentaria (pasar horas delante del televisor o el ordenador), la proliferación de comida basura, el abuso de los medios de transporte en lugar de caminar, es el enemigo a combatir para lograr una calidad de vida sana y poder enfrentarnos a la diabetes.

 

 

Prevención y control

La OMS recoge una entrevista del Dr. Chris Feudtner donde destaca que la diabetes de tipo 2, “es un producto de la tecnología moderna”.  Controla no sólo lo que comes. Si además tienes sobrepeso contrólalo con un buen especialista, a través de tu seguro de salud. Un médico te enseñará a comer de una forma adecuada a ti y mantendrá un control sobre tu salud a través de los análisis y pruebas que él considere oportunas.

 

Nunca pruebes con esas dietas milagro que se ponen de moda, en un libro “milagroso” o lo que te comente tu vecino porque lo hace tal actor. La salud es algo muy serio.

Si en tu familia existen antecedentes de diabetes te conviene tener  un control con tu médico. Los chequeos rutinarios son una buena forma de saber cómo está tu salud. Tu seguro médico te proporcionará la cita con el médico especialista que necesites. Tampoco intentes hacer tu propio diagnóstico pues muchas veces esta enfermedad no avisa. Y en caso de que ya la padezcas es igual de importante que te cuides.