Que el mal tiempo no te frene

Sin darnos cuenta llegó el mal tiempo. Ruedas a punto, cadenas y sobre todo el seguro de coche o moto en regla y con las coberturas más adecuadas a tu caso.

Sin darnos cuenta, casi de repente. El tiempo pasa y llegó el mal tiempo. Si tienes coche o moto revísalo antes de ponerte en marcha y conduce con precaución. Ruedas a punto, cadenas, si frecuentas las montañas, y sobre todo el seguro del coche o moto en regla y con las coberturas más adecuadas a tu caso.

Lluvia, humedad, nieve, hielo, niebla… incluso las hojas caídas en otoño, todo esto afecta de manera muy negativa a la conducción e incrementa notablemente la posibilidad de sufrir un accidente en carretera.

El desarrollo de la tecnología dentro de la industria del automóvil destina grandes esfuerzos a perfeccionar los sistemas de seguridad para la conducción.

¿Sabías que los sistemas de seguridad se dividen en dos grupos? Los sistemas pasivos y los sistemas activos. Entre los primeros se encuentran elementos tan importantes como el cinturón de seguridad, el reposacabezas, el airbag e incluso los cristales, tanto los parabrisas que están fabricados para que al romperse no salten en miles de pedazos que pueden dañar a los pasajeros o las ventanillas que son la salida alternativa en caso de que las puertas se bloqueen.

Aunque sin duda, el sistema pasivo por excelencia es el conjunto formado por la carrocería y el chasis.  Ambos están diseñados para ser robustos y flexibles a la vez, porque en caso de impacto frontal deben soportar y absorber la fuerza del golpe.

Los sistemas activos de seguridad son muy diversos. Los frenos son una importante parte de estos sistemas. Frenar a tiempo evita accidentes, pero los frenos se pueden bloquear. Uno de los sistemas más conocidos es el ABS o Sistema de Antibloqueo de Frenos y uno los más novedosos es la asistencia a la frenada de emergencia, y ambos se complementan.

Pero, sin duda las ruedas son el  sistema activo más importante porque son el único elemento que está en contacto constantemente con la carretera por lo que siempre deberán mantenerse en perfecto estado.

El neumático es un elemento tremendamente complejo. En la actualidad el neumático no sólo ofrece agarre y seguridad en la aceleración y en la frenada. También es capaz de ahorrar combustible. El neumático, además, se diseña según sus usos: para rodar en seco, en mojado o para todas las estaciones del año. Presta atención a las especificaciones de cada fabricante y realiza revisiones a menudo. La carretera mojada reduce la adherencia y aumenta la distancia de frenada. Para no perder esa adherencia la profundidad del dibujo del neumático deberá ser lo mayor posible, así tendrá mayor capacidad de evacuación del agua.

 

 

Algunos consejos

Los expertos y revistas especializadas, suelen ofrecer consejos muy prácticos sobre cómo afrontar un recorrido con mal tiempo. Recuerda que en gran parte de España la climatología en los meses de frío es bastante complicada; y en los meses de verano, las lluvias en zonas como Levante son muy importantes. Por ejemplo, el aquaplaning es algo imprevisible. Reduce la velocidad levantando el pie del acelerador y sujeta con fuerza el volante. ¡Ojo! sin frenar.  Lo mismo deberás hacer cuando la carretera esté anegada o con hielo. En este último caso, además se recomienda dirigir el volante hacia donde se desvía la parte trasera del coche. En caso de nieve las cadenas son imprescindibles por lo tanto hay que saber cómo ponerlas y no sobrepasar los 50 Km/h.  Y con niebla se recomienda encender los faros antiniebla, si los tiene tu vehículo, y se circulará muy pendiente de las señalizaciones en el asfalto, en especial, de las líneas de la carretera. En todos los casos de circulación bajo mal tiempo se hace imprescindible aminorar la velocidad, adecuándola a la carretera y nunca frenar bruscamente.

 

 

Sistemas telemáticos y Asistencia en carretera

Según datos de la DGT, el 70% de los accidentes tuvieron la lluvia como denominador común en 2013. La tecnología también ha desarrollado mejoras en los servicios de asistencia en carretera que prestan los seguros de coche.

En este sentido, lo último son los seguros con soporte telemático. Estos seguros mantienen una conexión total con el centro de seguros. En el momento en el que se contrata un seguro de este tipo, la compañía instala un dispositivo telemático.

Esta instalación, en ningún momento supone ninguna manipulación en el motor del coche ni en ningún otro elemento. Y si aporta grandes ventajas. El dispositivo en caso de accidente lanza una señal para que los protocolos de emergencia o de asistencia en carretera se pongan en marcha. En ambos casos los tiempos se reducen en gran medida ya que el vehículo está localizado rápidamente gracias a esas señales.

 

El uso de las tecnologías en situaciones de climatología adversa son realmente útiles e incluso salvan vidas. En el caso del equipamiento del vehículo, lo que se intenta es evitar el accidente. En el caso del seguro de coche, lo que se intenta es una rápida intervención en caso de avería o accidente.