Seguro multirriesgo para empresas

Tanto si tu negocio es un comercio de cualquier tipo, como un almacén, una oficina o una PYME contratando un seguro multirriesgo para empresas puedes tener coberturas de daños materiales por incendio, por escapes de agua, por una explosión así como por daños producidos por un robo o actos de vandalismo.

Por su parte la cobertura de daños materiales mantienen a salvo los bienes de la empresa o negocio, y las pérdidas materiales. Se trata de dar respuesta a imprevistos dando respaldo incluso a aquellas empresas con necesidad de proteger procesos con gran complejidad técnica en el desarrollo de su actividad.

Si en tu caso tienes maquinaria, el seguro te cubre la avería de dicha maquinaria y de los equipos electrónicos que tengas, incluidos los equipos informáticos. Y este es otro aspecto muy interesante ya que hoy no existe ninguna empresa en la que los equipos informáticos no estén presentes de forma crítica en el desarrollo del negocio.

Dependiendo del tipo de siniestro que puedas sufrir en la empresa, se deriva un tipo de perjuicio que es el  económico como consecuencia de la interrupción de la actividad causada por dicho siniestro. Ten en cuenta que el hecho de que tu sistema informático (quito negrita) se estropee o que se te incendie un almacén repercutirá en los días siguientes hasta que puedas reanudar tu actividad y volver a la normalidad de tu día a día. Todo ese tiempo puede suponer pérdida de ingresos por no poder dar servicio a tus clientes y la pérdida de ingresos no te exime de tus gastos: nóminas, suministros, alquiler de tu local o el pago de impuestos, por ejemplo. Pero además, la interrupción puede suponer la pérdida de beneficio por falta de ventas, situación que puede ser solventada mediante la contratación de la cobertura correspondiente.