Qué le pedimos a nuestro seguro de hogar

Si estás pensando en contratar un seguro de hogar, es importante que conozcas los diferentes tipos de seguro que hay en el mercado y las coberturas que te garantizan a la hora de sufrir un siniestro.

Las garantías básicas que debemos cubrir para proteger nuestros intereses se suelen agrupar en dos bloques que son el contenido, el continente, y además podemos contratar la responsabilidad civil.

Indudablemente que la mejor opción es contratar todo ello en un solo seguro que se denomina multirriesgo, ya que da una respuesta integral a los daños que pudieran afectar al inmueble o a los bienes que se encuentran en él como consecuencia de una amplia variedad de riesgos, cubriendo todos aquéllos imprevistos que puedan afectar a nuestra vivienda y que pueden llegar a ocasionarnos molestias, pérdidas económicas e incluso graves perjuicios.

Un aspecto esencial a tener en cuenta, para elegir la modalidad de seguro más adecuada, es considerar el uso que vamos a darle a la vivienda para la cual vamos a contratar un seguro de hogar y buscar una opción que pueda adecuarse a nuestra propia particularidad como cliente, así diseñarnos nuestro seguro de hogar como si fuera hecho a medida, y que se adapte a las diferentes necesidades en función de los estilos de vida de cada uno. No es lo mismo contratar un seguro de hogar para una vivienda alquilada que para el domicilio habitual de un soltero o de una familia numerosa. Tampoco es igual la seguridad que buscamos para una vivienda no habitada, o la que está arrendada a terceros. Sin duda que las necesidades en cada uno de esos casos son muy diferentes.

Valora tus bienes

Para empezar tienes que valorar el continente, es decir la construcción en si misma, y recuerda que el valor del suelo es una de las partidas más importantes del valor de una vivienda, y no debes considerarlo en la valoración ya que no está afectado por los riesgos que cubre el seguro multirriesgo del hogar. Para este apartado tu compañía te orientará sobre el valor a asegurar en función de los metros cuadrados, el tipo de construcción, etc.

También es fundamental, al contratar una póliza multirriesgo del hogar, asignar el valor correcto al contenido. Para ello, elaborar un inventario de los bienes incluidos en cada una de las estancias de la vivienda y efectuar un cálculo del valor aproximado de los mismos es un ejercicio de que te ayudará, antes la contratación del seguro, a fijar el valor que pondrás a tus bienes en la póliza. Y por supuesto, sin olvidarnos de los objetos de valor, antigüedades, joyas y demás objetos especiales que queramos incluir en el seguro y que queden específicamente cubiertos por la póliza, y que debemos detallarlos para que quede incluidos, incluso en algunos casos será interesante contar con fotografías y por supuesto sus correspondientes facturas de compra.

 

Otras prestaciones interesantes

Y siempre debemos buscar el valor añadido en nuestra contratación ya que no todas las pólizas ofrecen interesantes servicios adicionales, estos suelen estar incluidos dentro del Servicio de Asistencia del Hogar. Seguro que les sacaras partido. ¿Quién no ha necesitado recurrir a un profesional para realizar pequeños trabajos de mantenimiento en el hogar? Pues bien algunas pólizas te ofrecen los llamados “Trabajos de manitas” que resultan de muy útiles en determinadas situaciones, como para colgar cuadros, montar muebles, etc. es interesante que leas con cierto detenimiento la relación de trabajos que están contemplados en el Servicio Manitas. 

También algunos seguros del hogar incluyen la responsabilidad de los daños que pueda ocasionar un animal doméstico. En estos casos, es necesario ver los límites de coberturas que tienen los seguros del hogar cuando funcionan como seguros para mascotas. Pero no se quedan ahí, los seguros multirriesgos también cubren la responsabilidad civil de los cabezas de familia cuando los hijos pueden producir daños a terceros, incluso en algunos casos fuera del hogar.

Otra opción muy interesante que ofrecen algunos seguros es la protección para el teléfono móvil, de manera que si quieres proteger tu teléfono móvil de accidentes inesperados, puedes hacerlo a través de tu seguro del hogar.. Interesante, ¿Verdad?

Como ves hay mucho donde elegir en función de nuestro caso concreto, considerando las características de nuestro hogar y familia. Por tanto, solo cuando tengamos claras las prestaciones que nos interesan podemos valorar qué seguro elegir y decidir cuál se adecúa más a nuestros intereses, conociendo las diferentes opciones que nos ofrece el mercado y que en algunos casos podemos personalizar. Es importante saber que no tenemos por qué pagar por servicios que no nos interesan y que podemos incluir las coberturas que necesitamos creando una póliza a medida.

Y recuerda que en todo este proceso puedes contar con la ayuda de los profesionales del seguro que cómo agentes te podrán recomendar las soluciones que más se adapten a tu caso concreto.