¿Eres deportista y buscas un seguro médico específico?

¿Eres deportista de manera habitual? ¿Te gusta el deporte más allá del sillón-ball? ¿Estás interesado en la búsqueda de un seguro médico deportivo que se adecúe a la actividad o actividades que realizas? Si es así este es tu post.

Es tu post porque en él vamos a hablar sobre los seguros médicos para deportistas, un tipo de seguro de salud que se adecúa a las necesidades y las características particulares de las personas que realizan frecuentemente deporte. Bien sea como deportista profesional o -como la mayoría de nosotros- como deportista aficionado, unos y otros pueden cubrirse las espaldas mediante la suscripción de una póliza ante la posibilidad de sufrir una lesión o un accidente, por desgracia bastante habituales a causa de la práctica deportiva. Y es que ese riesgo es la cara B de realizar una actividad tan sana y beneficiosa.

A grandes rasgos, los seguros para deportistas poseen las características esenciales del seguro de salud, pero a ellos se les añaden coberturas específicas: cuadro médico de especialistas en medicina deportiva, además de atención de otros profesionales como fisioterapeutas y osteópatas; reconocimientos médicos específicos deportivos (que incluyen tests como estudios de la pisada, articulares u osteomusculares, pruebas de esfuerzo, electrocardiogramas o ergometrías); cobertura de lesiones derivadas de la práctica de deporte…

Eso en líneas generales, ya que muchos de ellos también ofrecen coberturas adicionales que complementan el seguro básico. Por ejemplo, el trabajo y la asesoría de nutricionistas que recomiendan una dieta adecuada al deportista o incluso la labor de entrenadores personales que realizan un seguimiento del estado físico y realizan planes de entrenamiento personalizados para ellos. Otros ofrecen indemnizaciones en caso de lesión, contemplan la pérdida o el daño al material deportivo o proponen la contratación de coberturas no relacionadas directamente con el mundo del deporte como tramitación de gestiones en caso de enfermedad o fallecimiento, asistencia en viaje…

Hay que reseñar también que para todo deportista federado es obligatoria la contratación de un seguro específico, algo que no es necesario en el caso del deportista amateur.

 

¿En qué se parecen los seguros a las muñecas matrioskas?

Ni nos hemos vuelto locos ni se trata de un error. Y es que el ramificado y a la vez sencillo mundo de los seguros se asemeja al funcionamiento de las famosas muñecas rusas matrioskas: unas engloban a otras, al igual que las pólizas. Ya hemos abierto la matrioska grande de los seguros para encontrarnos con la de los seguros médicos; la abrimos de nuevo, y dentro de ésta se encuentra la de los seguros médicos para deportistas. ¿Acaba ahí la especificidad de estas pólizas?

La respuesta es no, pues este tipo de seguros se pueden dividir en múltiples productos más en función de la actividad que practiquemos, atendiendo a sus características específicas: seguros para atletas, seguros para deportes de pelota, seguros para deportes de motor, seguros para deportes náuticos, seguros para deportes extremos, seguros para ciclistas… e incluso a su vez estos grupos se pueden dividir todavía más en pólizas para deportes concretos.

Cada una de estas modalidades tiene unas características diferentes, unos riesgos distintos, unas lesiones frecuentes específicas y un material deportivo particular, por lo que en el mundo asegurador se ha realizado un completo trabajo con el fin de dar cabida a todo tipo de clientes y cubrir los peligros e imprevistos a los que nos expone la práctica de todo tipo de deportes.

 

Cristiano-Messi: rivales hasta en los seguros

Todo ello en lo que respecta a los deportistas de a pie, sean profesionales o aficionados. Más alejados de estos seguros mundanos están algunos específicos contratados por superestrellas del deporte, que han decidido asegurar partes de su cuerpo por cantidades estratosféricas para no arriesgar sus cuentas corrientes ante la posibilidad de quedarse sin ejercer su profesión por culpa de una lesión o enfermedad.

Es el caso de los archirrivales y estrellas del fútbol Leo Messi y Cristiano Ronaldo, santo y seña del Barcelona y el Real Madrid respectivamente, quienes han decidido asegurar sus piernas. ¿Quién creéis que ganó en este nuevo duelo? En este caso la palma se la lleva el portugués, cuya póliza le cubre por 100 millones de euros; al argentino, en cambio, sólo por 50 millones.

Los pulgares de Fernando Alonso, las manos de Iker Casillas o la cara y el cuerpo de Anna Kournikova se han asegurado por cifras elevadísimas. Pero eso son excepciones. Los deportistas de a pie tenemos a mano seguros más accesibles y coberturas más sencillas.