Dime tu sector y te diré qué seguros necesitas para tus pymes

­­­ ¿Al frente de pymes? ¿Estás poniendo en marcha tu negocio y te sientes más perdido que un pulpo en un garaje con respecto a los seguros que deberías contratar? Si es así sigue leyendo y este post te servirá de ayuda.

La base de todo, la piedra angular a la hora de contratar un seguro para una pequeña o mediana empresa es determinar el terreno en el que tu compañía desarrolla la actividad. Cada campo profesional  cuenta con unas necesidades, una infraestructura y unos riesgos diferentes, y en la actualidad el sector seguros ofrece una gran flexibilidad a los pequeños y medianos empresarios en función de cada circunstancia. No es lo mismo, obviamente, regentar una peluquería que una empresa local de alquiler de coches.

Al carecer -en la gran mayoría de los casos- de un departamento de gestión de riesgos, es recomendable que los responsables de las pymes se asesoren por medio de un mediador profesional -agente o corredor-  para identificar cuáles son los riesgos en el desarrollo de su actividad empresarial, teniendo en cuenta además las características particulares de su empresa. De esa manera lograrán evaluar su importancia y tener una base sólida de conocimiento sobre la que contratar un seguro adecuado.

Aunque existen unas  contingencias comunes a cualquier negocio (Incendio, Robo, Fenómenos climatológicos, responsabilidad civil  frente a terceros, otras muchas son específicas del sector en el que se trabaja. Por ejemplo, las empresas de transporte deberían disponer de un seguro  sobre las mercancías transportadas, , en el sector de alimentación, asegurar las mercancías por avería en cámaras frigiríficas,  y es por eso que hay que prestar especial atención a las características particulares y circunstancias de cada compañía. Y no sólo tener en cuenta la protección y seguridad del capital material, sino la protección de algo aún más importante: el capital humano. Por eso los ramos de vida o salud también cobran protagonismo.

 

Seguros obligatorios y recomendables

En cuanto a la obligatoriedad, hay que tener en cuenta al hablar de los seguros para pymes que el desempeño de numerosas actividades profesionales está sujeto a la contratación de seguros obligatorios, como puede ser el seguro de responsabilidad civil o el seguro de accidentes para los empleados en función del convenio. Más allá de esa realidad, no deja de ser recomendable: minimizar los riesgos de tu empresa y reducir el impacto negativo  que pueden producir no es un asunto para dejar de lado.

También hay que tener presente la cobertura de responsabilidad civil patronal, que en función del trabajo a realizar puede resultar obligatoria. Es la responsabilidad atribuible al empresario o empresa con respecto a sus trabajadores en cuanto a las reclamaciones por daños personales causados por acción u omisión en un accidente laboral.

Varios expertos indican que en líneas generales las pymes no están ni suficientemente preparadas, ni suficientemente cubiertas, ni suficientemente asesoradas. Afirman además que los directivos se decantan habitualmente, al igual que los autónomos, por los precios más económicos, descuidando en ocasiones protegerse con la cobertura adecuada y produciéndose situaciones de ausencia de seguro o de infraseguro ante las contingencias.

Una buena máxima en estos casos puede ser este refrán de abuela: “Lo barato sale caro y lo caro barato”. No es una ley universal -bajo precio y calidad pueden ir de la mano a veces, aunque no es la norma-,  pero sí que recomendamos tener en cuenta que un poco más de precio puede redundar en una protección correcta y adecuada para nuestra empresa.

 

El “cuanto” y el “dónde”

Antes de acabar introduzcamos un par de variables importantes a la hora de contratar un seguro para pymes y elegir las coberturas. Para empezar, el cuánto, la importancia del capital asegurado.

En segundo lugar, el dónde. Y es que la ubicación de la empresa y sus sucursales es también un factor fundamental. Generalmente a las pymes que operan en un mismo país les resulta más sencilla la elección de los seguros adecuados que a las que operan en varios países, puesto que deben conocer la legislación particular de cada nación y tener en cuenta sus propias características sociales, económicas y políticas. Pero normalmente no es un problema al que las pequeñas y medianas empresas deban enfrentarse. ¡Ánimo! Roma no se conquistó en un día, y recuerda contar con un buen mediador profesional para que te ayude.