Seguros de salud para empresas: a empleados saludables, compañías saludables

¿Cuántas veces se dan estas situaciones en el ámbito laboral? Todos estamos expuestos a la posibilidad de sufrir una enfermedad o una grave lesión que nos impida trabajar.

Lunes. 8.17 a.m.

– Buenos días, jefe. Lo siento, pero hoy no puedo ir a trabajar.

– ¿Y eso? ¿Qué le pasa?

– He pasado muy mala noche…

En consecuencia faltaremos a trabajar en nuestra empresa, en cualquiera de estos casos y hasta que nos recuperemos, con la tranquilidad que nuestro puesto de trabajo nos estará esperando después de una baja laboral.

En una situación tan habitual como esta puede ayudar, y mucho, un seguro de salud para empresas. Al fin y al cabo, la salud de los empleados es la salud de las compañías, sean estas grandes multinacionales o -todavía más importante- pymes, donde cada pieza cobra si cabe una mayor importancia en el engranaje. El seguro ayuda en el tratamiento de las dolencias y sirve de justificante para el empresario respecto de la dolencia del empleado.

 

Para unos y otros

Los seguros de salud para empresas han surgido para servir de ayuda a ambas partes, directivos y empleados. Los primeros pueden tener importantes beneficios en caso de contratar un producto del ramo: en primer lugar, contribuir a garantizar el derecho de los trabajadores a cuidar su salud, ofreciendo a estos un importante incentivo que contribuye a su felicidad, motivación laboral y fidelidad a la compañía que le ha contratado.

Ayudar a controlar el absentismo en el trabajo es otra de las razones. Las ausencias por visitas al médico tienden a ser en este caso de menor duración con respecto a otros sistemas de salud y se suele reducir el tiempo de espera. Incluso algunas aseguradoras incluyen entre sus coberturas la prestación de servicios asistenciales y ofrecen a las compañías interesadas la posibilidad de contratar un seguro dental que complemente al de salud general.

Más allá de estas razones, contratar un seguro de salud para los empleados puede tener también ventajas económicas para la empresa, ya que el gasto que realiza la compañía es deducible en el Impuesto de Sociedades.

Al otro lado del río, los empleados, más allá de su mayor satisfacción en el trabajo, cuentan con un servicio médico más cómodo y rápido a su disposición y también gozan de beneficios económicos. Los primeros 500 euros que se destinen al pago de seguros médicos no tienen por qué ser incluidos en la declaración de la renta. Así la repercusión en los ingresos del trabajador es mayor, ya que no se le retiene nada de esa parte.

Un seguro de salud para empresas ayuda también, aunque sea en una pequeña medida, a fomentar la conciliación entre la vida laboral y la personal tanto de los directivos como de los empleados.

 

Adaptados a toda empresa

Por supuesto, esta clase de productos deben estar adaptados al tipo de empresa, teniendo en cuenta principalmente el número de trabajadores de que consta –no es lo mismo asegurar a una multinacional que a una pyme– y el tipo de actividad que la firma desarrolla –no es lo mismo una empresa que trabaja con maquinaria pesada que una agencia de publicidad-. El tipo de producto y, por supuesto, los precios de los seguros dependen de variables como estas, en la que no debemos olvidar la edad media del colectivo de trabajadores.

También hay que decir que los seguros de empresa pueden estar destinados a cubrir a todos los empleados de una compañía (lo que se conocen como colectivos cerrados) u ofrecerse a los trabajadores como un seguro de contratación opcional (colectivos abiertos). En el primer caso la empresa se haría cargo de un único seguro colectivo, que pagaría en su totalidad o a través de porcentajes de la nómina de cada persona.

Por último, no se puede dejar de citar un sistema mixto que algunas marcas llevan a cabo al contratar su seguro de salud para empresas: el de la cofinanciación. Este sistema facilita que una parte de la prima sea pagada por la compañía correspondiente y la otra por cada empleado descontado de su nómina.

En este terreno, como en casi todos los del seguro, hay soluciones a medida para todos los casos y un agente profesional de seguros ayudará a elegir la más adecuada.